Adicciones Digitales

Intentamos ayudarte a encontrar el camino con nuestras charlas

Solo te ayudamos a encontrarlo, porque lo buscamos juntos, contigo.

Si lo que quieres es un milagro, te has equivocado de sitio. Mejor te vas a la iglesia. A nosotros lo de los milagros se nos da muy mal.

No somos psicólogos, psiquiatras, sacerdotes ni nada parecido. Somos, comunicadores, padres, compañeros y contamos lo que vemos.

Muévete por nuestra web con tranquilidad (o no te muevas, como prefieras) porque nosotros no recetamos medicinas, no se nos ocurriría.

Para las recetas ya están los médicos, que son los que saben. Solo te contamos lo que vemos y lo que pasa a nuestro alrededor.

Pero… no sigas leyendo si no quieres saberlo

Hay gente que prefiere no saber lo que pasa a su alrededor. Prefiere cerrar los ojos.

Claro que,

LUEGO PASA LO QUE PASA.

NOS DIRIGIMOS A LA FAMILIA (padres, hijos, también a los abuelos –aunque pasan de nosotros--) a las empresas (trabajadores y empleadores) a los colegios (profesores, alumnos, AMPA, dirección, autoridades educativas –aunque muchas veces la autoridad brilla por su ausencia--) y a cualquier persona o colectivo que sienta la preocupación o la amenaza del mal uso de la tecnología.

En nuestras charlas, conferencias, mesas redondas, encuentros y demás, te hablamos de...

El papel de la familia

Ciberacoso

Anorexia Ana/Mía

Ludopatía

Mujeres

Redes sociales

Videojuegos

Acoso laboral

El timo de la estampita

El papel de la familia

Los hijos saben más que los padres del uso de la tecnología. La única diferencia a favor de los padres es que más sabe el diablo por viejo que por diablo.

Eso no lo hacen los padres, no son conscientes de las consecuencias que puede tener el uso que hacen de esa tecnología. Y para eso estamos los padres, ¿no crees?

¿Lo tienes claro?

Algunas cifras escalofriantes...

Vampireo...

Luminosidad de las pantallas...

Insomnio precoz...

¿Te ha contado alguien de qué va todo esto?

¿Tus hijos comen adecuadamente?

¿Socializan con otros niños?

¿Hacen deporte?

¿Desarrollan las habilidades básicas de su edad?

¿Estudian con el móvil en la mano? ¿Te han contado que así estudian mejor?
¿Y los padres os lo habéis creído? ¡Sois unos pardillos!

Cuando están con el móvil tú estás más cómodo, ¿verdad? Claro, no te dan guerra.

Eso no lo hacen los padres, quizá unos cuidadores a quienes les pagan por ello y que no tengan interés por los chavales, pero no los padres.

¿Sabes qué contenidos consumen? Esto ya te lo cuento otro día, en persona. Más abajo te digo cómo nos localizas.

CIBERACOSO

Hay mucho descerebrado suelto, con mala leche que debería estar en la cárcel o en otro sitio que me callo, pero tú me entiendes, ¿verdad?

El ciberacoso en una forma de violencia que se basa en acosar, humillar, intimidar, molestar o atemorizar (y muchas cosas más) a alguien utilizando medios digitales.

Entre ellos destacan las redes sociales y otras plataformas digitales y de chat, el email y diferentes juegos.

El ciberacoso se ha convertido en uno de los principales peligros entre los jóvenes

¿Lo has sufrido tú o algún conocido tuyo?

¿Quizá tus hijos?

¿Te has enterado a tiempo o no te han dicho nada?

¿Lo has denunciado o te lo has callado cobardemente porque es mejor no decir nada?

¿Le has puesto remedio?

Si no lo has hecho, alguien podría pensar que quizá por eso te esté pasando lo que te está pasando. Otros no lo piensan. Pero quizá todavía estés a tiempo de hacer algo.

¿Alguna hija tuya se ha sentido amenazada por un imbécil descerebrado , manipulador y proclive a la violación y el asesinato? No sería la primera vez. Hay que andarse con mil ojos.

Te hablamos de algunos tipos de acoso, solo de algunos:

Ciberacoso escolar, ciberbullying

Extorsión sexual, sextorsion

Acoso y abuso sexual online contra menores de edad, grooming

Ciberviolencia de género

Envío de vídeos, fotos, mensajes o textos de contenido sexual, sexting

¿En qué consiste cada uno de ellos? Esto ya te lo cuento otro día, en persona. Luego te digo cómo nos localizas.

Anorexia Ana/Mía

Este es uno de los temas que más me cabrea. Me pone de una mala leche que no te puedes ni imaginar...

... por lo indefensas que están nuestras hijas, también nuestros hijos, pero sobre todo ellas.

De hecho, es por el único tema por el que hacemos descuento en nuestras actividades. Es una cuestión visceral. Claro, que solo hacemos descuento cuando quien lo pide no tiene medios económicos suficientes. Si eres un banco o algo así, ni te molestes en pedirnos que reduzcamos el precio porque nos puede dar la risa y luego me da dolor de tripa de tanto reírme, y me dice mi mujer que no es bueno para mi salud. Así que ni lo pidas, ¿vale?

Muchas veces no nos damos cuenta de su gravedad hasta que es tarde.

Todavía no me puedo creer cuando me contaron que una niña del País Vasco que sufría anorexia fue ingresada y tratada de urgencia . Una vez finalizado el tratamiento de urgencia, le dijeron que ya estaba todo, que no podían hacer más. Evidentemente, el problema no estaba solucionado. El padre les pidió más ayuda, pero no se la dieron.

Así que, el pobre hombre, tuvo que bajar del primer mundo al tercer mundo, como les gusta mucho chulearse a muchos de los de allí arriba. Y al pobrecillo no le quedó otra que marcharse a la subdesarrollada Castilla-La Mancha, concretamente a Albacete, para que siguiesen tratando de esa maldita anorexia a su hija, porque allí sí hay tratamientos. Resulta curioso que tuviese que bajar al Inframundo como Hércules en la película de Disney para salvar a su mundo, en este caso, su querida hija. ¡Hay que joderse!

No me preguntes por qué a Albacete, no tengo la menor idea.

Por cierto, que en Castilla-La Mancha, donde nació mi mujer, que es lo que yo más quiero en este mundo, tienen unas comidas excelentes como el morteruelo, a la altura de los callos madrileños (para mi gusto, la mejor comida del mundo).

Si no la has probado, quizá no sería mala idea ir por allí para disfrutar del morteruelo junto con los zarajos y otras lindezas castellano manchegas y, sobre todo, conquenses, que es de donde es mi mujer (a cada uno le tira lo suyo).

Y así podrás conocer a sus gentes, que usan mucho menos el móvil que los tontos de Madrid, que estamos todo el día como alelados y enganchados a esos aparatitos. Y verás la cultura y a unas gentes de esa región subdesarrollada que nos dan cien vueltas en muchos temas a los listillos de Madrid , entre los que me incluyo, y de otras regiones cuyos ciudadanos van de sobraos.

Bueno, después de este lapsus, volviendo al tema que me pone de tan mala leche, imagino que sabes, y si no lo sabes te lo cuento yo, que en internet aprenden a vomitar y que no se les note

A conseguir una extrema delgadez

A engañar a sus padres

A adelgazar de forma insana

Y lo aprenden del entorno social y familiar donde prima la mujer (y también el hombre) delgada

La anorexia y la bulimia son situaciones totalmente contrarias.

Las webs que promocionan la anorexia y la bulimia también son conocidas como pro-Ana y pro-Mia.

La anorexia y la bulimia son llamadas así, como si estuviésemos hablando de dos chicas, de dos amigas, Ana (Anorexia) y Mia (Bulimia).

En todo esto también hay una jerarquía, "las Anas" están por encima de "las Mías" , porque han sido capaces de vencer la debilidad de ingerir alimentos.

Las Mías ingieren muchos alimentos, aunque luego los vomiten o los expulsen por otros sistemas. Eso ya te lo cuento otro día, en persona. Ya sabes, más abajo te explico la forma de localizarnos.

Ludopatía

Te afecta como padre, como hijo, como pareja, como todo. Estamos indefensos. Y la cosa se va a poner peor. ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo lo evitas?

Algunos gobiernos regionales han puesto en marcha campañas contra la ludopatía con lemas como "cuando apuestas siempre acabas perdiendo". (Una "puta mierda" de medida en mi opinión, me dice la amiga de una de mis hijas).

Lo cierto es que el lema tampoco es un alarde de ingenio y/o genialidad, no hay que ser muy listo para saber que la banca siempre gana.

Los juegos de apuestas se están generalizando y convirtiendo en un modelo de ocio normalizado entre los jóvenes, lo que implica graves riesgos de adicción con perversas e imprevisibles consecuencias (sobre todo en los barrios obreros pasa esto, es un problema que te afecta más si vives en estos barrios, por eso el lema de "fuera casas de apuestas de nuestros barrios").

Esto me lo dice la amiga de mi hija, bastante cabreada, por cierto. Vamos, que me está entrando un cierto canguelo por comentar esto con ella, que es un pelín más grande que yo y se le ve con bastante mala leche. Como se le ocurra darme un sopapo no me levanto del suelo en una semana. Mejor casi que me callo. Le comento un último tema y mejor lo dejo.

La ludopatía aparece antes en el hombre que en la mujer. Los varones tienen el impulso en la adolescencia mientras que en la mujer no suele despertar hasta la franja de los 20 y 40 años. También con estos datos se cabrea la amiga de mi hija, que me dice que si soy un puto machista, que si no sé qué, que si los tíos somos tal, que de dónde coño he sacado esos datos. Vamos, que he tenido que llamar a mi mujer para me defienda y que la niña, que me saca una cabeza y media, no me parta la cara, porque mi hija, su amiga, también en la misma habitación, se estaba descojonando de la situación. Y yo totalmente acojonado, así que mejor...

esto ya te lo cuento otro día en persona, que temo por mi integridad, porque si sigo por este camino veo que la amiga de mi hija me va a partir la cara o algo peor. Y a mis sesenta años tengo que empezar a cuidarme porque podré tener mucho o poco conocimiento acumulado, pero lo que sí sé es que tengo bastantes achaques.

RECUERDA, SI TE INTERESA, LUEGO TE DIGO CÓMO LOCALIZARNOS. PRIMERO QUIERO QUE NOS CONOZCAS

Mujeres

En esto sí que son las que peor parte llevan. Te lo contamos en nuestras charlas.

El acoso en internet ya sea en redes sociales o por cualquier otro sistema es mayoritariamente contra mujeres.

Se suele producir en mayor o menor medida de hombres contra mujeres o de mujeres contra mujeres.

Lo habitual es que sean hombres contra mujeres.

La famosa amiga de mi hija, antes de cabrearse conmigo, me contó que esto suele ocurrir, sobre todo, en Instagram y Twitter.

Es en estas dos redes sociales donde más acoso sufren.

Todas las redes disponen de mecanismos para denunciar el acoso y medidas para proteger a las acosadas, pero las chicas afectadas las consideran ineficaces (esas medidas no sirven ni para tomar por culo, anda que no he denunciado yo cuentas y luego te llega el informe y te dicen que no se han encontrado pruebas de que se hayan violado las normas de X red social). Este dechado de buen y educado lenguaje había salido por la dulce boquita de la famosa amiga de mi hija, con su suave vocabulario, agradable y cortés. Y lo dijo justo antes de acojonarme del todo y poner en riesgo mi integridad física, que logré salvar gracias a la rápida y valerosa intervención de mi querida y nunca bien reconocida esposa Leonor, que puso en riesgo su vida ante tamañ@ enemig@ para salvar la mía, algo que le agradeceré eternamente.

En cualquier caso, a pesar de la mala leche de la niña, y de que te gusten más o menos sus formas, la criatura tiene más razón que un santo.

A ver si las PUÑETERAS plataformas digitales se lo toman en serio y no se dedican solo a ganar dinero, sino también a preocuparse por sus usuarios. Claro, que eso lo veo difícil. Bueno, no es difícil, es IMPOSIBLE.

Pero para eso ya estamos nosotros, para recordárselo, aunque, como diría con toda la educación del mundo la amiga de mi hija, se la trae floja. (¡qué boca tiene la niña!)

Redes sociales

Aquí todos somos pecadores. Todos tenemos la culpa, todos sabemos cómo evitar males mayores y ninguno ponemos los medios. ¿Sabes por qué? Yo te lo cuento

Las redes sociales reflejan en internet lo que ocurre cada día en la calle, aunque en ocasiones con mucha más crudeza y peligrosidad.

Suelen existir unos estereotipos muy similares a los de la vida cotidiana con unos comportamientos muy parecidos, aunque a veces, a causa del supuesto anonimato, el grado de intensidad de la violencia que se ejerce contra otros es mucho mayor.

Aquí hay de todo. No me voy a extender porque no acabaría nunca, aunque tengo una buena selección que te muestro en nuestras charlas.

Son uno de los principales peligros de Internet para niños, adolescentes y adultos. Y de muy difícil control, digan lo que digan las autoridades y esos ministros y consejeros autónomos que no sabemos muy bien para que sirven, además de para cobrar un sueldo sin dar un palo al agua en la mayoría de los casis. Aquí, en las redes sociales el problema es que se mezclan las relaciones personales con los delitos, con las apuestas y un montón de cosas más que nadie controla adecuadamente.

Dice la amiga de mi hija que no sabe para qué narices han puesto ahí a tanto ministro y consejero inútil (bueno, puedes imaginar que las expresiones, visto lo visto, han sido mucho más fuertes. No las repito porque me voy a quedar sin clientes, que se van a pensar que nosotros hablamos así en las charlas, NI MUCHO MENOS Dice la criaturita que probablemente para darles un sueldo porque muchos son tan inútiles que no les quieren ni en su casa. Jopelines Bueno, en realidad, lo que ha dicho sobre el ministro en cuestión, cuyo nombre no digo para dejar la duda por si se trata de uno u otro, y el control que hace sobre su departamento y lo que nos afecta a nosotros me lo tengo que callar para no acabar en la cárcel, pero te lo puedes imaginar. ¡Esa boca, niña, esa boca! Esto TAMBIÉN ES PARA HABLARLO EN PERSONA, ¿no te parece? Lo de los ministros y los consejeros no, NO SEAS COTILLA, me refiero al tema de las redes sociales y todas sus implicaciones.

LO VEMOS EN UNA DE NUESTRAS CONFERENCIAS, ¿te parece?

¿Cómo nos contactas? Luego te lo cuento.

Videojuegos

Esto es harina de otro costal. Para infórmame bien tengo que preguntar a mis hijos, que son los que saben, Y entre partida y partida, si están de buen humor, me enseñan lo que luego te enseñaré yo a ti.

Los videojuegos se han convertido en una parte esencial de la vida de nuestros hijos desde que son muy pequeños.

Pueden resultar un elemento educativo de gran utilidad y también ser muy nocivos. Eso ya te lo cuento otro día, en persona, porque es HARINA DE OTRO COSTAL.

¿Cómo me contactas? Ya sabes, luego...

Acoso laboral

Como te voy a contar ahora mismo, yo soy parte protagonista de esta historia. No como acosador sino como acosado. Que duro resulta estar debajo de la suela del zapato.

El acoso laboral ocurre en persona y a través de internet.

Tienes para elegir.

Puede habernos ocurrido a todos. A mí también. No te lo voy a contar aquí.

Laboral y sexual.

Sí, sexual. Curiosa historia. Pero no es cuestión de que se entere todo el mundo. Te la cuento en mis charlas. Y no, no estoy haciendo publicidad de mi libro ¡Que se entere todo el mundo! Ni mucho menos.

Muchas, por no decir todos, hemos sufrido acoso a lo largo de nuestras carreras por parte de nuestros jefes y de nuestros subordinados.

Interesante historia, que solo podemos contar en privado, por lo menos la mía, que no queremos problemas, ¿verdad?

Y solo te la cuento con la condición de confidencialidad.

Si no nos comprometemos a mantener el secreto no hay historia.

¿Vale?

Además, te contaré varias historias, mías y de otros.

El acoso laboral se puede producir de muchas formas, pero si te lo cuento ahora no vas a venir a nuestras conferencias y nos privarás del placer de conocerte y vernos cara a cara. Y no, no estoy haciendo publicidad de mi libro ¡Que se entere todo el mundo! Ni mucho menos. Eso también te lo cuento EN PERSONA, pero recuerda que es confidencial.

Te ayudará a aprender para que no te ocurra lo mismo, ni a ti ni a tus seres queridos.

El timo estampita

Algunos de puro listo se pasan de tontos

Hay grupos de Facebook que te dicen cómo averiguar la contraseña de otro o te enseñan a ganar dinero fácilmente que son ganchos de los delincuentes para atraer a incautos de los que consiguen sus datos para robarles.

Si te metes en uno de estos grupos para engañar o estafar o robar a otros, te mereces todo lo que te pase, por chorizo (está bien, lenguaje inclusivo) choriza o chorize y por sinvergüenza.

Hay algunos casos muy curiosos, y algunos para partirse de risa. A otros lo que habría que hacer es correrles a gorrazos por la calle principal de tu ciudad por memos y avariciosos.

Te los cuento cuando nos veamos. Podemos quedar si nos cuadra a ambos.

Para hablar con nosotros solo tienes que escribir y dejar tus datos en:

comunica@haztevisible.es o por 689 31 47 36 (solo WhatsApp, si llamas por teléfono no lo vamos a coger).

Puedes pedirnos los modelos de actividades que realizamos y los precios y te los enviaremos o alguien de nuestro equipo se pondrá en contacto telefónico contigo.

Ya veremos.

Ahora, apaga este aparato diabólico con el que nos estás leyendo y dedícale algo tiempo a tu familia o tus amigos, que son mucho más importantes que nosotros. Vete a tomar algo con ellos, que es mucho más sano.

Ya nos escribirás otro día.

No lo olvides. Bueno, olvídalo si prefieres, es cosa tuya, que...

para hablar con nosotros solo tienes que escribir y dejar tus datos en:

no te lo vamos a repetir, lo tienes más arriba.